¿Cuantas veces has sentido el impuso de realizar algo nuevo, diferente, algo que no has intentado, tu cuerpo se llena de esa emoción y…

Justo en ese momento te comienzan a asaltar pensamientos como: Esa idea es imposible…, No tengo tiempo…, Mi edad no me lo permite…, Es muy caro…, No es para mí..., Es muy difícil… y si darte cuenta te envuelves en todas las razones que tu mente enumera por las cuales ni deberías molestarte en intentarlo y terminas dándole la razón.

Aquí no se trata de darle la razón o no a lo que tu mente consiente cree, se trata de ti, de lo que tú si tienes y eres capaz, solo que ahora no lo estás viendo, y ésta es una de los primeras cosas que necesitas reconocer, después de tener claro qué es lo que quieres para ti y tu vida.

Por eso, necesitas trabajar tus creencias y pensamientos, porque ellos serán tu mayor apoyo para conseguir lo que quieres, además de tus emociones. Cuando tienes un pensamiento positivo, inmediatamente sientes una emoción positiva porque estás pensando positivamente y lo mismo al revés; esto pasa porque tu mente está conectada con tu cuerpo, tu corazón y tus emociones.

Mientras más emociones y pensamientos positivos tengas, más fácil se te hará alcanzar tu meta. Empieza a entrenar a tu mente para que trabaje a tu favor.

Ahora bien, ¿qué obstáculos te impiden lograr lo que quieres?

Creértelo y elegirlo realmente. Cree que tus sueños son posibles, cree en ti y que lo lograrás si te lo propones. Si no crees que tu proyecto es posible no te pondrás en marcha. Querer es poder, cierto, pero creer en tu proyecto es lo que verdaderamente hace que te muevas para lograrlo, y te dará fuerza para que resistas ante las dificultades

El Tiempo. Otro síntoma que te impide lograr tus sueños y lo que quieres, es la falta de tiempo. Si siempre estás ocupado, postergando y quejándote que no tienes tiempo para nada es porque en realidad tienes miedo a enfrentarte con tus deseos.

Falta de Constancia. Conoces el cuento de la liebre y la tortuga. La liebre llena de fuerza y energía se jactaba de sus fortalezas y se durmió en sus laureles. La tortuga apoyada en su constancia logró ganar la apuesta cruzando la meta antes que su adversario. Eso también nos pasa a las personas nos apoyamos en lo fuerte que somos sin advertir que más se gana con la perseverancia, persistiendo y resistiendo hasta lograrlo.

Actitudes Tóxicas. El asumir el rol de victima, la queja constante, el proyectar en los demás tus dificultades personales, el miedo, las envidias, los celos, la ira, las frustraciones y la falta de conexión con tus emociones, harán que te bloquees y no consigas lograr lo que quieres. Reconocer esas actitudes te ayudará a actuar en consecuencia para controlar y vencer esas limitaciones que bloquean tu desarrollo.

Aferrarte a lo conocido. ¿por qué te aferras a costumbres y tradiciones que HOY no tienen sentido?. Acaso, ¿te da más seguridad repetir conductas heredadas que ni siquiera son tuyas?. Para que puedas lograr lo que quieres, debes poner a prueba tus miedos e inseguridades, enfrentándote a lo desconocido. Esto te ayudará a desafiarte, a conocer tus límites y a superar obstáculos porque como en todo, esto también debes aprenderlo.

Ir sin rumbo. Sin un plan de acción, sin un enfoque, sin una guía, sin un apoyo será muy difícil que alcances tus metas. No pretendas tener un plan perfecto, ya tendrás tiempo para refinarlo. Si por el contrario quieres tenerlo todo perfecto y controlado, paralizarás tus acciones y no podrás siquiera empezar ¿Qué comportamientos o hábitos sigues sosteniendo que ya no te sirven más?, ¿qué necesitas cambiar? aquí puedes darte cuenta de, qué cosas de las que haces diariamente no están apoyándote en tu objetivo, cámbialas por otras que si te ayuden, o elimínalas de tu vida.

Escuchar a personas negativas Hay muchas personas renegadas, envidiosas, escépticas y negativas que más que alentar hunden a los más optimistas. A veces nos dan ganas de contarle a todo el mundo sueños, proyectos y deseos pero ten en cuenta que no todos piensan como tú quisieras, más ganarás hablando con las personas que te animen y se alegren por tu empuje, valentía y atrevimiento. 

Analiza ¿quiénes son las personas que te rodean?, ¿a qué área de tu vida pertenecen: trabajo, amigos, familia, pareja?, ¿de qué manera influyen en ti?, ¿qué sientes que es necesario hacer con ellos? Empieza a poner límites en tu vida, rodéate de personas que te apoyen, te motiven, que sean positivas, emprendedoras, que tengan tus mismos intereses y sobre todo ¡presta atención a tus pensamientos, emociones y sensaciones de tus ideas más que a los comentarios ajenos!

Cree lo que estas eligiendo para tus proyectos y dalos por realizados. Cuando hayas incorporado en ti que tus sueños son posibles y te lo creas desde lo más profundo de tu mente y tu corazón. Visualiza, planea, medita y haz lo que se requiera para alcanzar tus sueños.

Y.... si las cosas no salieron como pensabas, sigue intentando

Cuando una persona deja de vivir el presente y permanece sumergida en el pasado, recordando lo que fue y no será, lo que hubo y ya no está, lo mucho que fue feliz o infeliz, lo único que hace es no avanzar, obstaculizar su felicidad, no apreciar lo bueno que ahora tiene.

Necesitas dejar el pasado atrás, lo que hubo antes ya no volverá, hoy tienes el presente para volver a construir, si en el pasado te hicieron daño, perdona y sigue adelante, aprende de esa experiencia y agradece, porque hoy eso te habrá hecho más fuerte y te preparó para todo lo bueno que está por llegar.

¡Mucho Éxito!

Suscripcion boletín

Suscribete a nuestro boletín
captcha